10 de julio de 2018

UNA SOMBRA



Una sombra larga persigue mi ser
a donde quiera que van mis pasos,
siempre acechando despacio,
y al oido murmura mi nombre,
me cubre con su manto oscuro,
pierdo la conciencia. Un recuerdo,
una imagen llega  a mi mente,
y pasan las horas lentamente,
esa visión enloquece, tortura,
vuelvo a la realidad, descubro
que la sombra sigue a mi lado,
callada se acerca mas y mas.

Esa sombra acompañara mi ser
porque es el alma del recuerdo.

 2002

8 comentarios:

CHARO dijo...

Una "mala sombra" tienes por compañía, hay que buscar la forma de deshacerse de ella.Besicos

Lujan Fraix dijo...

Entonces yo estoy llena de sombras. Amo los recuerdos.
Precioso poema querida Sandra.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Sombra de la cual nunca podremos deshacernos, vive con nosotros.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Tantas sombras persiguiéndonos que al final nos acaban oscureciendo.

Besos.

Sandra Figueroa dijo...

Charo...gracias por leerme
Lujan...me alegra saberlo
Rafael...cierto
Toro...asi es


Gracias amigos.

Magdeli Valdés dijo...

Hay recuerdos que solo dejan amarguras sin dudas
por ello hay que trabajar en el olvido.

Paula Cruz Roggero dijo...

Hay recuerdos que son imbatibles, que no hay como desterrar, pero aunque parezca imposible, en algún momento uno logra pasarle por encima.
Te mando un beso enorme al alma, y muy bonito tu poema.

Maria Rosa dijo...


Los recuerdos van con nosotros, siempre, signo de que hemos vivido.
Bello poema.

mariarosa