1 de julio de 2018

YO SOÑE UN PARAISO

Poza Azul, Cuatro Ciénegas, Coahuila



Yo soñé un paraíso de amor,
lleno de flores, esencias, y perfume,
el sol dándole vida y calor,
el viento acariciando las rosas,
la lluvia mojando sus  pétalos,
la noche y la luna arrullandolo,
y el día cantando a lo divino.

Y esta noche me pregunto triste
si ese paraíso que soñé existe,
porque yo conozco solo un jardín
lleno de cactus y rosas muertas,
donde el mal olor se respira,
ahí el sol no deja caer sus rayos,
donde el viento no a querido llegar,
ahí la lluvia jamas a caído,
donde la noche y la luna se burlan,
y donde el día baila con las sombras.



2001

Sandra Figueroa


6 comentarios:

Paula Cruz Roggero dijo...

A veces sucede que uno sueña lo perfecto y la vida nos ofrece otra cosa y dolorosa, creo que es un poema de dolor, bien contado todo eso que a nosotros nos sucede muchas veces.
Te mando besos al alma... tienes un blog muy lindo, feliz nueva semana y nuevo mes.

sakkarah dijo...

Muy bonita tu poesía, aunque triste...

Los jardines se pueden arreglar, o se pueden cambiar...

Un beso enorme.

TORO SALVAJE dijo...

Jo... cómo duele eh... ufffffff

Besos.

Mª Carmen dijo...

Yo siempre pienso que soñar es bueno porque mientra estás soñando vives ese momento como si fuera realidad. Preciosas letras amiga. Besos.

CHARO dijo...

Seguro que existe el paraíso de tus sueños, sólo hay que encontrarlo.Besicos

Sandra Figueroa dijo...

Gracias a todos por leerme y estar aqui....saludos